Condiciones del tiempo para el diseño


El diseño de un barco de vela depende de las exigencias requeridas para su navegación, entre las cuales está el estado de la mar, en la que debe poder navegar, además de otros aspectos como la habitabilidad, velocidad, etc. 

En lo que se refiere a las condiciones de navegación, las legislaciones de diferentes países y también diversas organizaciones para la navegación de recreo suelen exigir que los barcos cumplan unos criterios de diseño y lleven un determinado equipo de seguridad. 

Según la categoría de diseño y las zonas de navegación algunas de estas normativas son las siguientes:

Cuando está diseñado para navegar con vientos de hasta fuerza 10, según la escala Beaufort, con olas de altura significativa de hasta 7 m y se supone que el viento puede tener ráfagas de 28 m/s.

Además debe tener capacidad para sobrevivir en las más severas condiciones de tiempo. Tales condiciones se pueden encontrar en viajes largos, por ejemplo a través del océano, o en zonas costeras, pero desprotegidas de la acción del viento y las olas, durante cientos de millas náuticas.

Las regatas transoceánicas, incluyendo las regatas que pueden discurrir por zonas con temperaturas inferiores a los 5°C, donde el barco debe ser completamente autosuficiente durante largos periodos de tiempo, capaz de hacer frente a fuertes tormentas y estar preparado para emergencias severas sin esperanza de ayuda del exterior.

En resumen, la categoría 0 corresponde a la de un barco preparado para la navegación oceánica sin restricciones. Las condiciones citadas en esta categoría se deben exigir a los barcos que navegan normalmente lejos de la costa, sin posibilidad de encontrar rápidamente un abrigo o de ser rescatados y además deben ser capaces de sobrevivir en condiciones extremas de mal tiempo.

 

Volver